viernes, 12 de julio de 2013

Los nazis y el nacimiento de los cárteles del narcotráfico





Es más que sabido que detrás de lo ilegal se esconden cientos de crímenes, si no es que miles, que pueden llegar a ser de lo más horrendos e inhumanos. Cada minuto, cuando alguien compra piratería, consume drogas o cuando se comercia con bebidas alcohólicas adulteradas se están financiando decenas de causas que a nuestro entender son incorrectas.

El nacimiento de los cárteles de narcotráfico en nuestro país no es la excepción y tiene un origen más obscuro de lo que se podría esperar.

Así es como lo revela en el capítulo II de su libro "Los nazis en México" el autor Juan Alberto Cedillo, mencionando que los inmigrantes de origen chino que se establecieron en el norte de la república crearon rutas de tráfico de opio entre el norte de nuestro país y el sur de los Estados Unidos. Rutas que fueron afianzadas por los mexicanos que desplazaron a los chinos en este negocio ilícito.

Antes de la Segunda Guerra Mundial el tráfico de opio, marihuana y heroína hacia el país vecino era estable, sin embargo, en los últimos años de la década de los treinta aumentó de forma considerable. El motivo fue el siguiente: agentes nazis y japoneses encontraron en la droga un arma destructiva en contra de su enemigo, por lo cual no dudaron en utilizarla y financiarla.

El aumento del tráfico de droga hacia los Estados Unidos fue un éxito de los agentes alemanes y japoneses, los cuales buscaban debilitar a los soldados que vigilaban las bases navales en la costa del Pacifico. Así mismo, querían sabotear la producción armamentista americana.

La intervención de los nazis y japoneses era tanta que la prensa comenzó a reportar que "Japón y Alemania trataban de envenenar a la juventud de los Estados Unidos"; la operación también fue descubierta por las autoridades mexicanas. La Procuraduría General de la República (PGR) denunció el plan de Alemania y Japón para introducir la droga a los Estados Unidos pero fueron agentes estadounidenses quienes identificaron rigurosamente a la organización de nazis y japoneses donde también estaban involucrados algunos políticos y militares mexicanos.

El general Francisco Aguilar fue la pieza clave que movía tanto a los líderes del tráfico ilegal, así como a los agentes nazis y nipones. Fue agregado militar en Washington, donde comenzó sus actividades como narcotraficante, también trabajo en la Embajada de México en Japón, donde fortaleció los nexos con el gobierno japonés. Vínculos que lo llevaron a colaborar con los espías de los países del eje. Aguilar encontró un aliado en Donato Bravo Izquierdo, ex gobernador de Puebla, el cual se dedicó a lavar el dinero que producía el contrabando de drogas.

Esta organización, coludida por políticos mexicanos, no solo se dedicó al tráfico de drogas, sino también impulsó la red más grande de espionaje al servicio de la Gestapo y de la Abwehr; infiltrando espías, incluso en el equipo del presidente Manuel Ávila Camacho, para recolectar información sobre las actividades que las naciones aliadas realizaban en nuestro país.

Hoy en día, se han reportado alianzas de grupos terroristas islámicos con los cárteles del narcotráfico, tal parece que la historia se está volviendo a repetir. Una alianza que no tiene nada que ver ideológicamente, tanto unos como otros han encontrado una forma de financiamiento en común para llevar a cabo las peores fechorías.

Descaradamente, el lavado de dinero producto del narcotráfico se dirige al Líbano, donde los bancos de ese país están siendo utilizados por Irán y Hezbolá para lavar dinero del narcotráfico de América latina. Hace un año, uno de los bancos más importantes de nuestro país se vio envuelto en este tipo de actividades, por lo que tuvo que pagar una gran multa que le ocasionó tal actividad. Dicho banco también fue sancionado en Argentina por el mismo motivo.

Durante la segunda guerra mundial los agentes americanos lograron detener a los nazis en su intervención en el narcotráfico en nuestro país. ¿Lograremos detener la alianza de los grupos terroristas con cárteles mexicanos esta vez? ¿O seguiremos permitiendo que el tráfico de drogas en nuestro país financie las peores masacres en medio oriente y en el mundo entero?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada